Día Internacional de la Mujer

El Día Internacional de la Mujer, es una fecha simbólica, es la lucha de las mujeres por lograr ser vistas como sujetos de derecho, por alcanzar una real ciudadanía. Este 08 de marzo del 2012 se cumple 101 años de esta lucha de desarrollo social, en donde se reconoce la contribución de las mujeres a la sociedad y muestra los cambios que todavía hacen falta. En este sentido la Asociación de Desarrollo Social Lestonnac (ADS-Lestonnac), hace llegar un saludo muy especial a todas las mujeres que luchan, a veces silenciosamente, por la reivindicación de sus derechos y ratifica su compromiso de trabajar para consolidar el desarrollo social de las comunidades donde interviene, capacitando a la población y en especial a las mujeres en temáticas de organización que les permita pleno desarrollo en igualdad de género, respeto de sus derechos y sin violencia; trabajamos para incentivar el logro de oportunidades de participación e incidencia política con énfasis en mujeres para mejorar las condiciones laborales, productivas, acceso a la salud, capacitación y educación de comunidades principalmente rurales.

Breve resumen de la situación de la mujer en el Perú.

En el Perú el 50.3 % de la población la conforman mujeres y de estas el 77 % se desarrollan en las ciudades, mientras que un 23% en las zonas rurales, la pobreza es un mal que aún aqueja a más del 36% de la población en el país y afecta principalmente a mujeres que asumen la responsabilidad de sustentar el hogar, con menos oportunidades laborales que los hombres, también miles de niñas no tienen oportunidad de educarse y culminar la educación básica, el 7,1% de la población de mujeres es analfabeta en el país; sin embargo en esas condiciones la esperanza de vida de las mujeres llega a 73 años como promedio.

Uno de los principales problemas de la salud sexual y reproductiva de las mujeres en el Perú es la mortalidad materna, 185 decesos maternos por 100 mil nacidos vivos es una tasa muy alta, ocupamos el segundo lugar en Latinoamérica; la maternidad adolescente limita el acceso a la educación y a oportunidades de empleo y disfrute de otros derechos en las adolescentes, trastocando las dinámicas de socialización, ocio, educación propias de este grupo de edad, el embarazo adolescente en el último Censo llegó a 160 mil 258 son madres, es decir el 7.27 % de la población de mujeres del país.

La situación del empleo de las mujeres es preocupante sólo el 50% de mujeres de la PEA del país tiene un empleo adecuado, el 8% es desempleada y el 41% es sub empleada, el 3,6% de la población indocumentada la conforman mujeres, la participación de la mujer.

En los procesos de actualización de los planes de desarrollo y elaboración de los presupuestos participativos regionales (PP) observamos que la presencia de las mujeres sigue restringiéndose al 20% del total de agentes participantes, y esta es una preocupación pues durante 4 años este porcentaje no ha variado, aunque hay que reconocer que el número de agentes participantes hombres y mujeres se ha incrementado en poco más de 40%.

Según el área de residencia, los datos derivados de la ENDES 2000 muestran que el porcentaje de mujeres afectadas en el área urbana corresponde al 42% y en el nivel rural al 39,6%. Esta información cuestiona la creencia de que son sólo las mujeres pobres e indígenas quienes sufren violencia, evidenciando que es un problema que cruza los distintos ámbitos geográficos y estratos socio económicos.

Con relación a los quintiles de riqueza, las cifras muestran que mujeres de todos los estratos socioeconómicos son víctimas de violencia familiar. Las mujeres del quintil inferior y las del quintil superior sufren menor violencia y la mayor parte de mujeres violentadas, están entre el 2º y 3º quintil, manteniéndose cerca el 4º quintil. Tal como numerosas investigaciones ya lo han reportado, el considerar que la violencia contra la mujer en el ámbito familiar es solo un problema de aquellas que se encuentran en Situación de pobreza o pobreza extrema no permite el diseño y la implementación de medidas efectivas para su erradicación.

La violencia bajo los efectos del alcohol por el esposo o compañero es otro aspecto que se presenta en la violencia familiar. Menos del 20% de mujeres refirieron haber sido víctimas de violencia bajo los efectos del alcohol, en los últimos 12 meses; sin embargo, la cifra se eleva a más del 50% de mujeres, cuando se pregunta por un episodio de esta naturaleza alguna vez en sus vidas. En relación con el pedido de ayuda y denuncia, la información disponible en las ENDES 2000, 2004-2005 y 2005-2007 permite apreciar que la solicitud o búsqueda de ayuda ante situaciones de violencia familiar se concentra en las personas del entorno de las mujeres. Las razones esgrimidas para no solicitar ayuda son varias. La más frecuente es el considerarlo como no necesario. Otras razones importantes son: no saber dónde acudir, la vergüenza, asumir que la mujer tenía la culpa, el miedo a mayor agresión y no querer hacer daño a su pareja. También están presentes las razones fatalistas: “nada sirve” o “cosas de la vida”, que aunque en menor proporción, podrían también estar expresando la desconfianza de las mujeres en la respuesta del sistema.

Ultima actualización (Miércoles 03 de Julio de 2013 05:13)

 
FacebookTwitter